Mariela Castañeda

Cantautora, Oradora y Escritora Cristiana

Se fuerte y valiente, pelea

He pasado muchas luchas y pruebas pero aún sigo de pie. Mi enemigo ha tratado de destruirme pero no ha podido porque Dios siempre me ha dado las fuerzas para levantarme. En cada prueba he experimentado las cosas de arriba. Dios me ha hablado audiblemente, he experimentado su presencia.

Lo que a veces parecía perdido se convirtió en un torrente de bendiciones para mi vida porque no he visto justo desamparado. Dios nunca nos deja solos ante los problemas. Tenemos que estar convencidos siempre de que El esta allí. Nunca nos ha soltado. Todo lo que nos sucede es parte de un propósito.

Cada camino que recorremos es diseñado por Dios para que lleguemos a la meta final. Cada obstáculo que se nos presenta nos hace más fuerte. El diablo está destronado, derrotado, vencido y destruido por eso y porque Jesucristo venció, antes y en todas estas adversidades que se presentan somos más que vencedores. Dios es bueno, misericordioso y amoroso. El nunca va a dejar de pelear por nuestras almas. Siempre está tras nuestro corazón porque no quiere que nadie perezca. Por eso, no permitirá nunca que seamos destruidos por satanás. En nosotros esta el poder de decidir si damos cabida a los planes de satanás o a los nuestros. Si nos quedamos tirados en el piso o nos levantamos. Dios siempre está dispuesto, con su manos poderosa, a levantarnos de cualquier situación. No nos rindamos porque en el mundo tengamos aflicciones. Siempre recordemos que Dios ha vencido al mundo. Lo que no te mata te fortalece.

Comments

comments

Los comentarios están cerrados.